Desmintiendo los 5 mitos sobre el coliving que más se leen en Internet

Desmintiendo los 5 mitos sobre el coliving que más se leen en redes sociales

vive. trabaja. difruta.

¿Te ha empezado a doler la cabeza tras buscar qué puedes esperarte de un coliving? Las redes sociales se han llenado de mitos sobre el coliving y verdades a medias. ¿Qué es real y qué no lo es tanto? Acompáñanos en este viaje descubriendo la realidad sobre el alquiler flexible.

¡Pasajeros, al tren! A lo largo de este artículo, viajaremos parada a parada desmintiendo o aclarando las afirmaciones más comunes que se hacen sobre el coliving en redes sociales. ¿Te apuntas?

Por supuesto, antes de unirte a la aventura, es importantísimo que leas con mayor profundidad qué es un coliving.

Si tuviéramos que explicar el coliving en una frase corta, lo definiríamos como «una nueva forma de compartir vivienda con gente afín a ti, sin largas permanencias, con todos los gastos incluidos y con las calidades propias de un hotel».

Pondríamos en un cartel fluorescente resaltando que es un alquiler “sin largas permanencias” (alquiler flexible). No se estilan los contratos de 6 meses de permanencia. ¡Puedes cambiarte de ciudad cuando te apetezca!

Como puedes leer, se trata de un término tan nuevo que cuesta aterrizarlo e incorporarlo a nuestro día a día.

Hace, como aquel que dice, dos telediarios que lo importamos en España de su lugar de origen a más de 9300 kilómetros: Silicon Valley.

Acomódate en tu asiento para recorrer juntos cada uno de los mitos sobre el coliving que más confusión pueden causar.

Mito 1: «Es lo mismo que un piso compartido»

¿Te acuerdas de aquel piso de estudiantes que compartiste mientras te sacabas la carrera universitaria? ¿O la residencia universitaria de tu compañero de clase?

Aunque aquella etapa de tu vida te traiga buenos recuerdos, el coliving no comparte parecido con ese tipo de viviendas.

Hemos querido rescatar este post sobre las 7 diferencias entre un piso compartido y un coliving para que puedas ver desglosadas las principales diferencias entre ambos estilos de vida.

Existen algunas similitudes, pues al fin y al cabo terminas compartiendo espacio con otros compañeros. No obstante, las calidades de un coliving han de asemejarse a las de un hotel: decoración moderna, habitaciones matrimoniales y pura tranquilidad.

Deben saltarte todas las alarmas si ves una vivienda antigua y pequeña anunciada bajo el nombre de “coliving”.

Exige calidad, privacidad y un pack de servicios básicos incluidos en el precio, como los suministros y la limpieza.

Mito 2: «¡No hay espacio en el cuarto!»

Otro de los mitos sobre el coliving muy extendido es que no hay espacio en tu dormitorio.

Se rumorea, incluso, que algunas estancias disponen de camas literas, como ocurriría en un modelo más vacacional como el de un albergue. ¿Es eso cierto?

Esa afirmación está muy lejos de la realidad.

Las habitaciones de un coliving presumen de muchos metros cuadrados. Como mínimo, te encontrarás una habitación de tamaño doble, con cama matrimonial y un gran espacio para trabajar y guardar tu ropa.

Para que te hagas una idea de las proporciones habituales, toma como referencia las dimensiones de las habitaciones de Nordik Coliving Centro, comprendidas entre los 12m² y los 15m².

¿Te resulta acogedor el espacio de la habitación Ribe?

Aunque estés solo un par de meses en un mismo coliving, has de sentirte cómodo y acogido. Es tu hogar, aunque sea por un corto periodo de tiempo.

Mito 3: «No hay privacidad en los coliving»

Tu dormitorio es tu espacio privado. Ahí tú eres el rey.

A lo largo de estos años, se ha apostado por crear zonas comunes en los coliving, donde compartir experiencias con tus compañeros ya sea trabajando o disfrutando del tiempo libre.

Muchas viviendas incorporan terrazas, zona de comedor, una amplia cocina y rincones de trabajo. Es un micro-mundo dentro de un espacio.

No obstante, las áreas de la casa están bien diferenciadas.

Cuando llega el momento de descansar, tienes a tu disposición una habitación que nadie va a invadir.

Para tu tranquilidad, algunas viviendas como las de Nordik Coliving incorporan también cierres inteligentes de seguridad, con el fin de que tus pertenencias queden protegidas.

Mito 4: «Está pensado para personas que no puede pagarse un piso solo»

¿La gente opta por alquilar una habitación en un coliving al no poder pagar un apartamento en la misma ciudad?

Es cierto que, en algunas grandes urbes como Barcelona o Madrid, es complicado conseguir una vivienda a buen precio en áreas céntricas. Este factor puede empujar a muchas personas a decantarse por la calidad y el pack de “todos los suministros incluidos” de un coliving.

Entonces, ¿este mito sobre el coliving es cierto? Es una verdad a medias.

El coliving no presume de ser una opción económica. Su principal atractivo es la flexibilidad de permanencia en la casa.

Al alojarte en uno, no te sometes a un contrato de larga duración, por lo que estas viviendas son ideales para personas que quieren ir cambiando de ciudad en ciudad.

El perfil más habitual de coliver se corresponde con inquilinos que se cambian de ciudad por gusto, pues trabajan en remoto como freelance o para una gran empresa. Y con esa idea de explorar el mundo, no quieren atarse durante mucho tiempo a un espacio.

Mito 5: «Eso está pensado solo para extranjeros, y no para mí»

En otros países, los coliving llevan años funcionando. Por ello, es habitual que los extranjeros conozcan mejor cómo funciona y busquen las mejores alternativas dentro de España. Pero, ¿eso significa que te sería difícil encajar en coliving?

Vamos a desmentir este mito sobre el coliving también: las puertas de un coliving están abiertas también para ti si te gusta la idea de compartir vivienda con gente afín a ti.

En cada vivienda, se procura crear pequeñas tribus de colivers con ritmos de vida similares. Los gustos o el tipo de trabajo que tengan son factores mucho más determinantes que la nacionalidad.

Estamos seguros, además, de que si compartes espacio con personas de otros rincones del país o del mundo aprenderás y vivirás una experiencia mucho más enriquecedora. ¿Te apuntas?

¿Has resuelto tus dudas recorriendo y analizando cada uno de los mitos sobre el coliving?

Te invitamos a recorrer los pasillos y habitaciones de Nordik Coliving Centro para asentar todas las ideas expuestas. Te harán abrir los ojos y ponerle forma a cuáles son los estándares de calidad de un coliving.

Otras experiencias

Descubre otras actividades

¿Aún no tienes habitación?

Acompaña tu estancia con una nordik room
Habitación Kemi

Kemi.

13
Tamaño
m2
2
Max
Adultos
1
Max
Niños

Habitación Ribe

Ribe.

14
Tamaño
m2
2
Max
Adultos
1
Max
Niños

Habitación Inari

Inari.

15
Tamaño
m2
2
Max
Adultos
1
Max
Niños


Cargando…